Posts Tagged: psoe


12
dic 13

Democratizar los partidos

Imaginen por un momento que Carme Chacón hubiera ganado a Rubalcaba en el congreso de Sevilla y que, tras la victoria de César Luena en La Rioja, ambos se hubieran visto obligados a convivir o, al menos, a tolerarse con sus más y sus menos, como Rubalcaba y Tomás Gómez.

Supongan que Chacón, harta de tener que aguantar a una dirección discrepante y con su propio criterio, hubiera decidido suspender de sus funciones a la Ejecutiva riojana después de pelearse con Luena por la elección del portavoz en el Parlamento de La Rioja. Ya sé que es difícil imaginar a Chacón preocupada por nuestro humilde parlamento, pero hagan un pequeño esfuerzo e imagínenla destituyendo a Luena de un plumazo y mandándolo a su casa, con una mano delante y otra detrás, y sin posibilidad de recurrir la decisión tomada en Madrid.

Seguir leyendo en Rioja2.com


15
dic 10

Principios y argumentarios

Sólo hace falta visitar el perfil en Twitter del director de El País, Javier Moreno, para darse cuenta de la emoción que siente un periodista cuando tiene en sus manos (o en la pantalla de su ordenador) la mayor filtración de documentos secretos de la historia. Más de 250.000 cables del Departamento de Estado de EEUU que desvelan detalles ocultos de los principales conflictos internacionales y nos muestran el lado opaco de las relaciones diplomáticas. Cierto es que, entre grandes secretos, también estamos conociendo los pequeños cotilleos que los diplomáticos norteamericanos recogen por el mundo y envían después a Washington en crónicas llenas de confidencias, rumores y descripciones de personajes. Pero, cotilleos aparte, quedémonos con lo fundamental: las vergüenzas de unos cuantos gobiernos puestas al descubierto, para gloria nuestra (de los votantes de a pie) y desgracia de nuestros gobernantes.

Es fácil entender el malestar de los protagonistas de los cables: el cabreo de EEUU y los otros gobiernos afectados, y el enfado de quienes se confesaron con un diplomático norteamericano creyendo que sus confidencias nunca saldrían de las puertas de la Embajada. No es plato de buen gusto para nadie que sus secretos y sus trapos sucios acaben en manos de periodistas ávidos de exclusivas, pero ésa es precisamente una de las funciones del periodismo: desvelar las mentiras del poder, sus artimañas y sus movimientos ocultos. En definitiva: intentar que sea público todo aquello que nuestros gobernantes quieren ocultar pero que nosotros, como ciudadanos, tenemos derecho a conocer. Suena utópico, sí, pero gracias a Wikileaks ha sido un poco posible. Alegrémonos por disfrutar de esta muestra de transparencia forzosa.

Sólo un ejemplo. Gracias a Wikileaks, hemos sabido que varios fiscales y ministros del PSOE trataron de evitar que prosperara la investigación judicial de la muerte del cámara José Couso en Bagdad. Los cables de la embajada narran el trato privilegiado que EEUU recibió por parte de destacados miembros de la Fiscalía y del Gobierno español. “Los ministros españoles están trabajando para que no prosperen las órdenes de detención internacional”, dice textualmente uno de los cables diplomáticos. Mientras leo la información en El País, me viene a la memoria un artículo de Elvira Lindo del pasado verano. Decía la escritora, después de citar a Groucho (“Estos son mis principios. Si no te gustan, tengo otros”), que ella es mujer de pocos principios, pero los pocos que tiene son irrenunciables. Ya sabíamos que la política adolece de falta de principios y sobreabundancia de argumentarios (existe una relación inversamente proporcional entre ambos); sólo hemos comprobado por escrito que a veces también renuncian a ese puñado de principios que deberían ser irrenunciables.

Publicado en Rioja2.com el 07/12/2010.


23
nov 10

Hablemos de la nieve

Hace dos semanas, después de escribir en este mismo espacio sobre la obligatoriedad del servicio militar en Finlandia, me cuestioné el interés que ese tema tenía para los lectores de este diario, mayoritariamente riojanos, y muy alejados, por lo tanto, de las frías tierras nórdicas desde donde escribo estas líneas. Con el paso de los días, y a la vista de las cuestiones que ocupan la actualidad riojana, he acabado pensando que hablar de Finlandia, o de cualquier otro tema que aleje el foco de donde pretenden situarlo ciertos políticos riojanos, puede ser considerado terapéutico.

Vean, si no, esa polvareda maloliente, levantada por el PP y secundada por el PSOE, sobre el consumo telefónico de nuestros representantes parlamentarios y cargos públicos. Bienvenida sea siempre la transparencia, pero este rifirrafe (me resisto a llamarlo debate) es una pelea infantil en la que unos y otros se lanzan las facturas telefónicas como armas de fabricación partidista. La transparencia no es su objetivo ni su preocupación, sino una simple herramienta más que utilizan para la contienda política. Hablemos, pues, de la nieve, con el doble propósito de distraernos unos minutos de la decadente política riojana y no continuar dando protagonismo a esos políticos ruidosos a los que, con móvil o sin él, ya oímos demasiado.

El aspecto de Helsinki ha cambiado radicalmente después de que la ciudad amaneciera nevada el pasado jueves. Lo más llamativo, para un logroñés acostumbrado a la nieve como efímera atracción, es que la actividad de la ciudad apenas se ha visto alterada por unos diez centímetros blancos que no desaparecerán durante los próximos cuatro meses. Una vez limpiadas las carreteras, y esparcida arena por las aceras más transitadas, los autobuses continúan haciendo su recorrido con asombrosa puntualidad y los viandantes se mueven con una agilidad digna de admiración para quienes, como yo, no nos atrevemos a probar suerte sin botas de montaña.

Entre tanta normalidad, echo de menos las nieves españolas. Esas que caen por sorpresa y lo paralizan todo: las carreteras, los aeropuertos, el tránsito de los peatones, la actividad de muchas empresas e incluso la actualidad informativa. Son esas nevadas que recordamos por la odisea que supuso sacar el coche del garaje o volver a casa caminando por la nieve. Las echo de menos porque demuestran la fuerza de la naturaleza frente al esfuerzo humano por controlarlo todo.

Si Logroño tuviera ahora diez centímetros de nieve, el caos robaría protagonismo a esas polémicas estériles que generan los unos y los otros. Desde Helsinki, me consuela ver la nieve y pensar que, al menos, nunca serán capaces de teñirla con sus sectarios colores.

Publicado en Rioja2.com el 23/11/2010.


14
jul 10

Reflexiones de un ex presidente

“La disciplina y la lealtad han sustituido en la política al mérito y la capacidad”

“Ahora mismo hay una generación de chavales que tienen como referencia a políticos que no han trabajado prácticamente nunca fuera de los partidos y que han triunfado. Es un ejemplo devastador porque hay montones de jóvenes que quieren hacer carrera política a su imagen y semejanza”

“A quienes tienen miedo los aparatos son a las personas con independencia personal o económica, les tienen horror porque no son controlables”

“Las políticas de Pedro Sanz se dirigen más a la propaganda que a la efectividad real”

“Pedro Sanz nos ha llevado a una ruina lenta y nos hemos quedado sin dinero”

“Caja Rioja va de comparsa con las cajas del PP [...]  y el PSOE de aquí no dice nada”

“La Rioja debería bajarse del castillo y promover los acuerdos entre autonomías”

“La confrontación permanente entre PSOE y PP es disparatada y no nos lleva a ningún sitio”

“El objetivo de las autonomías no debe ser tener más competencias que las demás, sino ejercerlas en las mejores condiciones”

“Pedro Sanz tiene un delirio nacionalista, y ése no es el camino de La Rioja”


José María de Miguel, ex presidente de La Rioja, en una entrevista concedida a Rioja2.com.

(La entrevista está dividida en tres partes)


8
jun 10

El efecto Zapatero

La crisis económica castiga las expectativas electorales de quienes gobiernan y anima las de la oposición. La ecuación se cumple a la perfección a nivel nacional, pero pierde eficacia para analizar la realidad autonómica. En las comunidades gobernadas por el PSOE, los socialistas sufren el castigo por partida doble, pero en aquellas regidas por el PP, el efecto negativo de Zapatero amortigua el desgaste de los gobiernos autonómicos. Esta puede ser una de las explicaciones de los datos de intención de voto publicados ayer por este diario: si ahora se celebraran elecciones en La Rioja, el PP subiría ligeramente respecto a los resultados de 2007 y alcanzaría el 50,74% de los sufragios. La consecuencia, traducida a escaños, es que los socialistas podrían perder un diputado porque caen más de cuatro puntos.

La pérdida de credibilidad de Zapatero y la cotización a la baja de la marca PSOE perjudican las expectativas electorales de todo el partido, y, por eso, algunos barones autonómicos intentan marcar distancias para intentar salvarse de la sangría. El presidente castellano-manchego, José María Barreda, ha pedido públicamente a Zapatero que siga sus pasos y haga una “remodelación importante” del Gobierno para reducir ministerios. En Ferraz le consienten las críticas porque son conscientes de que el enfrentamiento entre Barreda y Cospedal está reñido. También el presidente andaluz afronta malos resultados en las encuestas, y hace unos días fue noticia por una frase dirigida a Arenas en sede parlamentaria: “Que Zapatero sea malo no les convierte a ustedes en buenos”. Y ayer mismo, el extremeño Guillermo Fernández Vara envió también un recadito a Zapatero al pedir que se analice la credibilidad de algunos miembros del Gobierno.

Mientras ocurre todo esto, Francisco Martínez Aldama continúa fiel a su estrategia de ejercer de portavoz del gobierno central en La Rioja, defendiendo todas y cada una de las medidas adoptadas por Zapatero, a excepción de unas pocas –como el blindaje vasco- a las que se opone sin hacer mucho ruido, como si tuviera miedo a que le oyeran en Madrid. El sector crítico del PSOE riojano cuestiona esta estrategia y reclama un perfil propio y una línea diferenciada para el partido en La Rioja. “Los actuales dirigentes se limitan a gestionar una franquicia”, suele decir habitualmente un histórico socialista. Lo cierto es que el PP riojano se siente cómodo en la partida que juega Aldama: hablar de Zapatero le permite distraer la atención de los problemas regionales.

Un último dato que invita a la reflexión: sólo el 35,7% de los encuestados por Riocenter tiene mucha o bastante confianza en Pedro Sanz, pero la intención de voto al PP alcanza el 50,74%. ¿Curioso, no?

Publicado en Rioja2.com el 08/06/2010.


13
abr 10

Entre el desgaste y la desilusión

El paso del tiempo erosiona a cualquier gobierno, pero el proceso suele ser más lento en el caso de los ejecutivos autonómicos, más capaces que el gobierno central de modelar la opinión pública a su favor. Después de 15 años en el poder, la confianza de los riojanos en Pedro Sanz también se ha ido deteriorando. Según el Barómetro de Opinión Pública Riojana, elaborado por la consultora Riocenter para este diario digital, en otoño del año pasado el 62,7% de los riojanos tenían poca o ninguna confianza en el presidente de su comunidad. Se trata, sin duda, de un mínimo histórico en la valoración de Sanz, motivado por la crisis económica pero también por la erosión del tiempo.

Así las cosas, los partidos tienen ya los ojos puestos en las elecciones de mayo de 2011, y de sus miedos y expectativas hemos tenido conocimiento recientemente. A través del diario Abc supimos que el PP teme perder La Rioja, según las encuestas que manejan en Génova; y el Secretario de Política Autónomica del PSOE, Gaspar Zarrías, ha reconocido públicamente que se ven rozando el gobierno en nuestra comunidad. A estos titulares se aferran los dirigentes socialistas riojanos para enarbolar la bandera del cambio y tratar de ilusionar a los suyos, mientras los populares confían precisamente en el escaso tirón electoral que ha demostrado hasta ahora el cartel del PSOE.

En el seno de la familia socialista, todavía no está cerrado el debate de quién será el candidato que se enfrente a Sanz en mayo del próximo año, aunque es probable que sea Martínez Aldama quien repita. El actual Secretario General persiste en su intención de concurrir a las elecciones; un tercer intento al que le impulsa también su círculo más cercano, conscientes de que entre ellos ningún nombre se perfila como posible sucesor. Por su parte, el sector crítico del partido, surgido en las vísperas del pasado Congreso Regional y que ha ido consolidándose en torno a Santiago Sufrategui, defiende la renovación de las candidaturas ante el miedo de que 2011 sea una nueva oportunidad perdida.

La candidatura de Aldama está cuestionada, y no sólo por los críticos, pero juega a su favor la ausencia de acuerdo en el relevo. Es probable, por tanto, que el próximo año disponga de su tercera y última oportunidad, aunque tampoco se descarta que el curso de los acontecimientos desemboque en la celebración de unas elecciones primarias para elegir candidato. En lo que están de acuerdo unos y otros es en evitar que a pocos meses de las elecciones se repita el duro enfrentamiento que se produjo en los meses previos al Congreso Regional de 2008.

En el PP prefieren no pensar en el relevo de Sanz y confían en lograr una quinta mayoría absoluta. Quienes conocen bien los cimientos del partido en La Rioja dicen que el adiós del presidente desarmaría la estructura y aflorarían los enfrentamientos subterráneos. El tercer actor en juego, el Partido Riojano, confía en la solidez de su líder para mantener su base electoral e intentar atraer a los desencantados de un lado y los desilusionados del otro, que no son pocos.

Publicado en Rioja2.com el 13/04/2010.


16
mar 10

Fallos de comunicación

Hagan una prueba. Aborden a un concejal, alcalde, consejero o presidente de un gobierno que atraviese una mala racha y pregúntenle por las causas del desgaste sufrido, traten de sonsacarle alguna confesión de los errores en los que han incurrido. Lo más probable es que no obtengan respuesta alguna, pero si los problemas de su partido son demasiado evidentes, o el susodicho se siente obligado a hacer un ejercicio de modestia, les reconocerá, como mucho, que cometen fallos de comunicación. “No comunicamos bien”, esa frase que en boca de un político sirve por igual para justificar un roto que un descosido.

El desgaste continuado del gobierno de Zapatero, palpable en todas las encuestas, ha generalizado en el seno del PSOE la creencia de que el Ejecutivo no explica bien sus propuestas. Los fallos de comunicación son los únicos que algunos dirigentes socialistas –no muchos- se atreven a reconocer en público, al mismo tiempo que piden mayor claridad en los mensajes que llegan a la opinión pública. La confusión que generaron en agosto distintas declaraciones sobre la subida de impuestos fue achacada a problemas de comunicación, al igual que ha ocurrido recientemente con la propuesta de reforma de las pensiones o con las contradicciones dentro del gobierno por el salario de los funcionarios.

Para hacer frente a esos supuestos fallos, el presidente ha optado por uno de sus habituales golpes de efecto: fichar al director de un periódico nacional (Félix Monteira, de ‘Público’) como Secretario de Estado de Comunicación. Un nombramiento sorprendente que puede interpretarse como una prueba de la influencia que ejerce Roures sobre Zapatero, o, al contrario, como una deslealtad del presidente hacia su periódico amigo, arrebatándole a Monteira sólo un año después de que éste desembarcara en ‘Público’ proveniente de ‘El País’. Me decanto por la segunda interpretación: no es estético para un medio de comunicación que su director cambie de acera y salte al gobierno de un día para otro.

¿Logrará el nuevo Secretario de Estado enmendar la imagen del gobierno? La pregunta lleva implícito otro interrogante: ¿el desgaste se debe a fallos de comunicación o a errores de otro tipo? Zapatero debería saber que la comunicación no es una varita mágica capaz de transformar la realidad. Difícilmente se pueden trasladar mensajes claros y ordenados cuando el guión de fondo no cumple esas cualidades.

Publicado en Rioja2.com el 16/03/2010.


11
dic 09

La Rioja loves Escassi

Los anunciantes no sólo tienen en cuenta el volumen de audiencia para decidir en qué programa insertan su spot televisivo o en qué magazine emiten su cuña radiofónica. Se fijan también en el tipo de público al que quieren dirigir su campaña, lo que los publicistas llaman ‘target’ en su argot particular, y en los contenidos del programa donde se anuncian, porque condicionan la imagen que quedará asociada a su marca.

Por supuesto que el objetivo de cualquier anunciante es difundir su mensaje a mucha gente, cuanta más mejor, pero también es importante para las empresas trasladar una buena reputación de su marca, identificarla con una serie de valores y con una categoría de clientes. La Rioja es también una marca, y su publicista, el Gobierno regional, ha decidido anunciarla en un nuevo ‘reality show’ de Telecinco en el que quince mujeres competirán por conquistar el corazón del jinete sevillano Álvaro Muñoz Escassi, personaje habitual del mundillo del corazón. El éxito fácil, el machismo rancio, la mujer como objeto frente al hombre que elige, son los valores que fomenta el programa y a los que quedará asociada nuestra región.

El problema no es sólo de imagen de marca, también lo es de principios, los del anunciante, que no es una empresa privada sino una administración pública; y como tal, no debería fomentar cualquier valor ni apoyar determinados productos televisivos. Poco parecer importarle esto a la consejera de Turismo, que ha asegurado, ni corta ni perezosa, que “se trata de que se hable de La Rioja”, de llegar a muchos hogares que verán el programa, “nos parezca bien o nos parezca mal”. Y a quienes no les gusta el ‘reality show’, Aránzazu Vallejo les ha dicho que la culpa la tiene el PSOE, que permite su emisión, como si en España el Gobierno supervisara cada minuto de televisión. De todas formas, ¿acaso piensa la consejera que debería prohibirse el programa en el que ha decidido anunciar a La Rioja?

Vallejo ha destacado el bajo coste que va a tener esta acción publicitaria para el Gobierno, que solo tendrá que pagar la estancia en La Rioja del equipo de producción durante los tres días de grabación. Algo más de 2.000 euros según un diario local. Sea o no cierta esa cantidad, no estamos sólo ante un problema de dinero. La imagen de La Rioja va a salir perjudicada por culpa de un Gobierno que se deja llevar por el “impacto brutal” del programa -en palabras de la directora general- y no tiene en cuenta los valores a los que quedará asociada la marca de nuestra región. ¿Tan poco importan los principios?


8
oct 09

La capacidad para endeudarnos

La portavoz adjunta del PP en el Parlamento de La Rioja, Ana Lourdes González, utilizó el martes el siguiente argumento para defender al endeudado Ejecutivo riojano: “tenemos capacidad para endeudarnos por la buena gestión realizada por el Gobierno”. Leo una y otra vez la frase y no le encuentro ninguna explicación coherente. Si por capacidad para endeudarnos quiere decir que los bancos y cajas no nos ponen pegas para prestarnos dinero, la diputada debería saber que las entidades bancarias están encantadas de tener como deudoras a las administraciones públicas españolas, y que poco les importa que el presidente de la región se llame Pepito Pérez o Fulanito Martínez. En cualquier caso, si tan buena ha sido la gestión realizada, no entiendo por qué hemos tenido que endeudarnos tanto. Aún queda una opción para tratar de entender el argumento: que la buena gestión del Gobierno le haya llevado a endeudarse para desarrollar inversiones y proyectos de futuro que van a relanzar la economía riojana. En tal caso, el Gobierno podría recuperar de sobra lo invertido (vía impuestos) y el déficit no supondría un gran problema, pero permítanme que sea escépito sobre esta posibilidad.

Ana Lourdes González respondía al líder de los socialistas riojanos, Francisco Martínez Aldama, que denunció el martes (como viene haciendo desde hace tiempo) el crecimiento que está sufriendo la deuda pública de nuestra comunidad. De hecho, somos la segunda región donde más ha crecido el déficit en un año. En su respuesta, la portavoz del PP echó mano de una melodía recurrente (responsabilizar a Zapatero) y comparó el endeudamiento de La Rioja con el que acumula el Gobierno central. Un argumento que cojea por varios motivos: porque históricamente la deuda del Estado ha sido siempre mayor que la de La Rioja y porque, en plena crisis económica, hay que tener en cuenta que es el Gobierno central el que hace frente a uno de los gastos que más se han incrementado: las prestaciones y los subsidios por desempleo.

Ayer conocimos que La Rioja es una de las diez comunidades cuyo déficit superó en 2008 el 0,75% del PIB, el límite pactado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Y las regiones que no han cumplido tendrán que presentar un plan de reequilibrio para controlar su endeudamiento. Confiemos en que el plan del Gobierno de La Rioja sea serio y riguroso. Dejando de lado el rifirrafe político, deberían transmitir confianza a las riojanos explicando cómo van a controlar el déficit. No sirve de nada (aunque sea cierto) decir que Zapatero también está endeudado hasta las cejas. Mal de muchos, consuelo de tontos.


1
sep 09

La política y sus profesionales

“Me sigue interesando la politica y quiero seguir participando de ella. Es lo suficientemente importante como para que no se la dejemos en exclusiva a los que dicen ser politicos.”

Jordi Sevilla, ex ministro de Administraciones Públicas, y desde hoy, ex diputado del PSOE.