Posts Tagged: El País


15
dic 10

Principios y argumentarios

Sólo hace falta visitar el perfil en Twitter del director de El País, Javier Moreno, para darse cuenta de la emoción que siente un periodista cuando tiene en sus manos (o en la pantalla de su ordenador) la mayor filtración de documentos secretos de la historia. Más de 250.000 cables del Departamento de Estado de EEUU que desvelan detalles ocultos de los principales conflictos internacionales y nos muestran el lado opaco de las relaciones diplomáticas. Cierto es que, entre grandes secretos, también estamos conociendo los pequeños cotilleos que los diplomáticos norteamericanos recogen por el mundo y envían después a Washington en crónicas llenas de confidencias, rumores y descripciones de personajes. Pero, cotilleos aparte, quedémonos con lo fundamental: las vergüenzas de unos cuantos gobiernos puestas al descubierto, para gloria nuestra (de los votantes de a pie) y desgracia de nuestros gobernantes.

Es fácil entender el malestar de los protagonistas de los cables: el cabreo de EEUU y los otros gobiernos afectados, y el enfado de quienes se confesaron con un diplomático norteamericano creyendo que sus confidencias nunca saldrían de las puertas de la Embajada. No es plato de buen gusto para nadie que sus secretos y sus trapos sucios acaben en manos de periodistas ávidos de exclusivas, pero ésa es precisamente una de las funciones del periodismo: desvelar las mentiras del poder, sus artimañas y sus movimientos ocultos. En definitiva: intentar que sea público todo aquello que nuestros gobernantes quieren ocultar pero que nosotros, como ciudadanos, tenemos derecho a conocer. Suena utópico, sí, pero gracias a Wikileaks ha sido un poco posible. Alegrémonos por disfrutar de esta muestra de transparencia forzosa.

Sólo un ejemplo. Gracias a Wikileaks, hemos sabido que varios fiscales y ministros del PSOE trataron de evitar que prosperara la investigación judicial de la muerte del cámara José Couso en Bagdad. Los cables de la embajada narran el trato privilegiado que EEUU recibió por parte de destacados miembros de la Fiscalía y del Gobierno español. “Los ministros españoles están trabajando para que no prosperen las órdenes de detención internacional”, dice textualmente uno de los cables diplomáticos. Mientras leo la información en El País, me viene a la memoria un artículo de Elvira Lindo del pasado verano. Decía la escritora, después de citar a Groucho (“Estos son mis principios. Si no te gustan, tengo otros”), que ella es mujer de pocos principios, pero los pocos que tiene son irrenunciables. Ya sabíamos que la política adolece de falta de principios y sobreabundancia de argumentarios (existe una relación inversamente proporcional entre ambos); sólo hemos comprobado por escrito que a veces también renuncian a ese puñado de principios que deberían ser irrenunciables.

Publicado en Rioja2.com el 07/12/2010.


6
jul 10

La dictadura de la inmediatez

Los medios de comunicación se han empeñado en narrarnos la actualidad en riguroso directo a través de las redes sociales: el “minuto a minuto” de la reciente huelga del Metro de Madrid, los dimes y diretes del debate sobre el estado de la región o las fotografías de las primeras inundaciones veraniegas. Todo tiene que ser contado en el preciso instante en que está ocurriendo. Y no conformes con hacerlo a través de Twitter, donde los mensajes de unos y otros se mezclan en una marea de constante actualización, algunos diarios como El País han abierto redes sociales propias donde sus periodistas nos informan de los últimos hallazgos informativos al mismo tiempo que ellos los van conociendo.

A esta moda, que prima la inmediatez sobre cualquier otra cualidad, se han sumado con fervor empresas, partidos políticos, organizaciones sociales y cualquier otro sujeto interesado en difundir sus mensajes. ‘Tuitean’ para mantenernos al corriente de su actividad en “riguroso directo”, dos palabras sagradas en esta nueva dictadura de lo inmediato.

Unos días atrás, mientras en Rioja2.com seguíamos en directo el debate sobre el estado de la región a través de Twitter, me preguntaba cuántos internautas estarían siguiendo nuestros comentarios. ¿Cuántas personas tienen tiempo, capacidad o ganas de pegarse a una pantalla para no perder detalle de lo que está ocurriendo? Desde luego, muchas menos de las que prefieren leer un resumen horas después, con la información seleccionada y jerarquizada, resultado del trabajo periodístico. A veces, quienes ensalzan las redes sociales y las señalan como camino de futuro para el periodismo, olvidan el valor del tiempo como bien escaso y la pequeñísima fracción de este que los ciudadanos están dispuestos a dedicar a informarse.

No se si Twitter será una moda pasajera o permanecerá en el futuro como red de masas, pero me aterra la cultura de la inmediatez, el exhibicionismo y el culto al protagonismo que está implantando a golpe de ‘tuit’. Nos estamos obsesionando con recibir continuamente información (relevante o no), vivir conectados con cientos de personas a las que apenas conocemos y presumir en la red de nuestra apasionante actividad vital. La cuestión a debatir no es si nuestros ‘tuits’ interesan o no a los demás, sino si nuestra felicidad aumenta o disminuye viviendo enganchados a una pantalla en la que nunca dejan de aparecer caras con sus 140 caracteres. Mensajes inmediatos, que caducan en segundos y que nos roban tiempo de otras muchas actividades; porque todos los minutos que dedicamos a conectarnos con la inmediatez se los quitamos, por ejemplo, a la lectura de un libro (sin caras) que no caduca. ¿No estaremos siendo prisioneros de una nueva dictadura de lo inmediato, una cárcel de la que no escapamos por miedo a ser los únicos fuera de ella?

Publicado en Rioja2.com el 05/06/2010.


25
mar 10

Tres apuntes

Me asomo al blog -cada día más abandonado- para compartir tres recomendaciones:

  • Un artículo de Julio Llamazares en El País, “Zarazos de marzo”, sobre las generaciones humanas, el paso del tiempo y nuestra egolatría. Fue publicado el 14 de marzo y merece la pena leerlo.
  • Dos nuevos medios de comunicación han nacido en internet, sin miedo a la crisis y con grandes dosis de idealismo: Cuarto Poder y Periodismo Humano. ¡Mucha suerte!

Es todo por hoy. Espero no tardar tanto en volver a escribir. A partir de mañana, vacaciones de Semana Santa, así que toca desconectar un poco, pausarse y disfrutar de Logroño.


16
mar 10

Fallos de comunicación

Hagan una prueba. Aborden a un concejal, alcalde, consejero o presidente de un gobierno que atraviese una mala racha y pregúntenle por las causas del desgaste sufrido, traten de sonsacarle alguna confesión de los errores en los que han incurrido. Lo más probable es que no obtengan respuesta alguna, pero si los problemas de su partido son demasiado evidentes, o el susodicho se siente obligado a hacer un ejercicio de modestia, les reconocerá, como mucho, que cometen fallos de comunicación. “No comunicamos bien”, esa frase que en boca de un político sirve por igual para justificar un roto que un descosido.

El desgaste continuado del gobierno de Zapatero, palpable en todas las encuestas, ha generalizado en el seno del PSOE la creencia de que el Ejecutivo no explica bien sus propuestas. Los fallos de comunicación son los únicos que algunos dirigentes socialistas –no muchos- se atreven a reconocer en público, al mismo tiempo que piden mayor claridad en los mensajes que llegan a la opinión pública. La confusión que generaron en agosto distintas declaraciones sobre la subida de impuestos fue achacada a problemas de comunicación, al igual que ha ocurrido recientemente con la propuesta de reforma de las pensiones o con las contradicciones dentro del gobierno por el salario de los funcionarios.

Para hacer frente a esos supuestos fallos, el presidente ha optado por uno de sus habituales golpes de efecto: fichar al director de un periódico nacional (Félix Monteira, de ‘Público’) como Secretario de Estado de Comunicación. Un nombramiento sorprendente que puede interpretarse como una prueba de la influencia que ejerce Roures sobre Zapatero, o, al contrario, como una deslealtad del presidente hacia su periódico amigo, arrebatándole a Monteira sólo un año después de que éste desembarcara en ‘Público’ proveniente de ‘El País’. Me decanto por la segunda interpretación: no es estético para un medio de comunicación que su director cambie de acera y salte al gobierno de un día para otro.

¿Logrará el nuevo Secretario de Estado enmendar la imagen del gobierno? La pregunta lleva implícito otro interrogante: ¿el desgaste se debe a fallos de comunicación o a errores de otro tipo? Zapatero debería saber que la comunicación no es una varita mágica capaz de transformar la realidad. Difícilmente se pueden trasladar mensajes claros y ordenados cuando el guión de fondo no cumple esas cualidades.

Publicado en Rioja2.com el 16/03/2010.


16
feb 10

Pacto contra el ruido

Llevo un tiempo rumiando la idea y quiero compartirla con ustedes. Es encomiable la labor que realizan las asociaciones contra el ruido para defender el derecho a un sueño digno, pero su campo de actuación es claramente insuficiente. Proliferan nuevos tipos de ruidos que son más difíciles de medir que el generado por un bar con la música a todo volumen o por unos vecinos que utilizan su piso como sala de fiestas. Sonómetro en mano, la policía puede perseguir estos excesos sonoros, pero hay otros que no son clasificables en función de sus decibelios y que escapan por tanto a su control.

Ese vacío legal es el que pretende solucionar mi propuesta: una movilización ciudadana contra el ruido que generan o amplifican algunos políticos, tertulianos, medios de comunicación, internautas y aficionados varios al griterío. La industria política ha creado profesionales del ruido, cuya principal encomienda es ocupar el espacio mediático aunque no tengan nada que decir más allá de descalificaciones, frases hechas o mensajes demagógicos. Los medios de comunicación han alimentado estos monstruos haciéndose eco de sus palabras en lugar de someterlos a un severo régimen de aislamiento.

En  plena crisis económica, con las graves consecuencias que ha traído, especialmente sobre el empleo, el ruido se hace aún más insoportable y produce hartazgo escuchar a tertulianos repartiendo culpabilidades a tantos parados por barba o ver debates parlamentarios en los que se otorgan medallas de campeón del paro o de la deuda. Hay tanto ruido, tanto grito inútil, que apenas queda espacio público para debatir sobre las debilidades de nuestra economía, hablar de propuestas novedosas para el sistema de pensiones -como la planteada recientemente por Jordi Sevilla- o discutir sobre el futuro de la Unión Monetaria Europea, necesitada de una mayor coordinación de las políticas fiscales.

Continue reading →


22
oct 09

La crisis como excusa

“Llegan ciudadanos extranjeros pero vienen desde países de pobreza, vienen huyendo de situaciones de las que no somos ajenos, de las que nosotros como país tenemos culpa y responsabilidad. Porque como primer mundo que somos hemos contribuido a la expoliación de las riquezas de esos países”.

La inmigración suele estar en boca de los políticos para hablar de cómo controlar sus flujos, para echarse en cara si “entraron” más inmigrantes con uno u otro gobierno, pero pocas veces para denunciar sus causas y asumir la parte de responsabilidad que nos corresponde como primer mundo. Eso es lo que ha hecho hoy en Logroño la concejala de Derechos Sociales y Políticas Migratorias, Pilar Criado, en la inauguración del I Congreso Internacional de Integración e Inmigración. Merece la pena escucharla en el video que nos ofrece Rioja2, porque no le falta razón: “estas crisis son jauja con lo que tienen otros países”, dice Criado.

Precisamente este domingo, Soledad Gallego-Díaz nos recordaba en las páginas de El País que hoy hay más personas desnutridas que hace una década, y que parte de la solución al problema pasa por implementar en el tercer mundo las técnicas agrarias que empleamos desde hace décadas en los países desarrollados. No debería ser una misión difícil, pero en el primer mundo estamos tan pendientes de nuestra crisis que nos hemos olvidado de mirar un poco más allá.

A veces ni tan siquiera nos ocupamos de lo que tenemos aquí al lado. 79 millones de residentes de la Unión Europea viven en la pobreza, una lacra que la UE quería erradicar en 2010, pero el objetivo se ha retrasado diez años. Nuestra crisis “de jauja” sirve como excusa para posponer aún más las metas que llevan demasiado tiempo sin priorizarse de verdad.


20
oct 09

Manifestantes

Los convocantes de manifestaciones cuentan los asistentes de cien mil en cien mil. Si la protesta es en Madrid y ha conseguido movilizar una treintena de autobuses venidos de provincias, fijo que la cifra no baja del millón. En realidad, nadie sabe muy bien cómo los organizadores pueden contar a sus seguidores estando a pie de calle; pero hemos asumido como normal que ofrezcan cifras tan redondas. Un millón, ni uno más ni uno menos; y en caso de que las expectativas sean mayores, pasan directamente a los dos millones.

Además de los convocantes, las administraciones y sus correspondientes policías participan con entusiasmo en la guerra de cifras. Los datos que ofrecen varían en función del signo político de la protesta y suelen ser, eso sí, menos redondos que los de los organizadores, para que no parezca que han sido obtenidos al tun tun. Pero nadie nos explica qué método siguen para obtener la cifra, ni si la decide el comisario de turno o es una media aritmética de la estimación de cada uno de los agentes que han cubierto el acto.

Hay casos aún más sorprendentes. La Comunidad de Madrid, que no tiene a su cargo ninguna policía, ofreció este sábado su propia cifra de asistentes a la marcha contra el aborto. Desconocemos quién realizó la medición: pudo ser la propia Esperanza Aguirre, participante en la protesta, o alguno de los agentes secretos a cargo del consejero de Interior.

A la habitual guerra de cifras se sumó este sábado la agencia EFE, que ha contratado a una empresa especializada en contabilizar aglomeraciones humanas. El dato que ofrecen no es una estimación, como suele hacer el diario El País en función de los metros cuadrados ocupados, sino una medición mediante el tratamiento informático de imágenes fijas y en movimiento. En otras palabras, fotografían a la multitud desde un globo aerostático y un ordenador cuenta después a los manifestantes cabeza a cabeza.

El resultado para la manifestación contra el aborto fue de 55.316 personas, con un margen de error del 15% que podría elevar la cifra hasta 63.300. En cualquiera de los casos, es un dato considerablemente inferior a los 250.000 asistentes según la policía, los 265.300 estimados por El País o el millón doscientos mil de la Comunidad de Madrid. Una de dos: o la medición de esta empresa no tiene valor alguno o hemos vivido engañados durante años, pensando que llenar una gran calle entre dos glorietas equivale a reunir a cientos de miles de personas. Es probable que los ciudadanos seamos aún más perezosos de lo que creíamos.

Publicado en Rioja2.com el 20/10/2009.


27
jul 09

Las incertidumbres de la prensa escrita

Suelo leer cada domingo el artículo que publica en El País la Defensora del Lector, Milagros Pérez Oliva, reflexionando sobre la ética periodística o el futuro de la prensa a partir de las opiniones y quejas que le trasladan los lectores a lo largo de la semana. Ayer dedicó su artículo a las incertidumbres que atraviesan los periódicos en plena revolución digital y planteó una de las grandes incógnitas: ¿generará la publicidad en internet suficientes ingresos a los medios para mantener redacciones fuertes, con corresponsales, enviados especiales, periodistas especializados y redactores con tiempo para investigar y desarrollar temas en profundidad?

Así lo explica (mucho mejor que yo) Milagros Pérez Oliva:

La extensión de la cultura de la gratuidad en Internet y los cambios en la forma de percibir y acceder a la información por parte de las nuevas generaciones están conduciendo a una progresiva disminución de las ventas en quiosco, la otra gran fuente de ingresos de la prensa escrita, en todos los países industrializados. La migración de lectores hacia el formato digital no está siendo acompañada por la correspondiente migración de la publicidad. De hecho, las ediciones digitales no serían rentables si tuvieran que producir por sí mismas los contenidos que ahora les proporciona la edición impresa. De manera que en la práctica, el lector que va cada día al quiosco a comprar el diario está subvencionando a los lectores que acceden al diario digital de forma gratuita. ¿Cuánto tiempo continuarán pagando, teniendo en cuenta además que la versión digital, a la que se puede acceder sin coste alguno, es ya más completa y extensa que la impresa?


17
jul 09

Felipe González vs Tony Blair

La prensa europea -y especialmente la británica- lleva semanas especulando sobre quién será el primer presidente de la Unión Europea, una vez entre en vigor el Tratado de Lisboa si Irlanda dice sí en el referéndum del próximo mes de octubre. Los candidatos con más opciones parecen ser Felipe González y Tony Blair, aunque ninguno de ellos ha confirmado públicamente que vaya a presentar su candidatura. Blair contó en un primer momento con el apoyo de Nicolás Sarkozy, pero ahora el presidente francés parece haber cambiado de opinión y podría estar tratando de convencer a Felipe González para que aspire al cargo.

Continue reading →