El equilibrista en la trastienda

Un director de periódico es una especie de equilibrista entre los deseos de sus lectores y las ambiciones de sus anunciantes. Un juego especialmente complicado cuando la cabecera se dirige a lectores críticos que no se conforman con un relato descafeinado de la realidad y demandan titulares rabiosos y verdades incómodas para el poder. Los anunciantes, en el otro lado de la cuerda, exigen un trato complaciente a cambio de sus inserciones publicitarias y no están dispuestos a que el diario cruce ciertas líneas rojas que todo director conoce perfectamente.

Seguir leyendo en Rioja2.com

Be Sociable, Share!

Tags: , , , , , , ,

Deja un comentario