Feliz día del trabajo

Marta encontró su primer trabajo en un laboratorio de análisis clínicos gracias a una oferta que le envió el Colegio Oficial de Biólogos. La llamaron para una entrevista, respondió un sinfín de preguntas y finalmente resultó la elegida para el puesto. Se incorporó al laboratorio de inmediato, pero el contrato no llegó hasta dos meses después, tras un periodo de prueba gratuito que el dueño del laboratorio disfrazó de dificultades burocráticas y acumulación de trabajo en la gestoría de la empresa.

Durante esos dos meses de espera, Marta hizo más horas de las que estipularía después su contrato, trabajó a cambio de nada —ni siquiera de las gracias— y sin un seguro que la protegiera de los riesgos de manejar peligrosas sustancias químicas. Aun así, puede sentirse afortunada: en ese mismo laboratorio trabajan a día de hoy falsos estudiantes, ya licenciados, sin tener siquiera la expectativa de firmar un solo papel que los ampare.

Seguir leyendo en Rioja2.com

Be Sociable, Share!

Tags: , , , , , , , ,

Deja un comentario